Concurso Centro Deportivo Xixona

/
/
/
Concurso Centro Deportivo Xixona

Proyecto:

Desarrollo:

La complejidad de la propuesta viene dada por la búsqueda y necesidad de la integración en el paisaje de manera natural con pequeños gestos que nos relacionen los diferentes espacios con las edificaciones y conseguir una estructura que dé sentido a todos estos espacios, con una economía de circulaciones tanto rodadas como peatonales.

El manto de la duna que envuelve las grandes edificaciones debe convivir con las plataformas a diferentes niveles que configuran los espacios deportivos exteriores y que se deben relacionar de manera que no se produzcan grandes estridencias entre estos dos conceptos de espacio, el cubierto con volumetría que le proporciona cierta contundencia y el descubierto con volumetría más indefinida.

Al mismo tiempo todo el programa deportivo debe convivir y estructurarse con la zona de piscinas exteriores que se mantienen y que no debe quedar como una zona al margen de la nueva actuación; sino todo lo contrario, debe formar parte del conjunto y buscar el nexo con el resto de instalación para que el usuario perciba la instalación deportiva como un conjunto compacto articulado y con sentido.

Todas estas reflexiones nos llevan a ver la importancia de la situación de la casa solariega existente. Se encuentra en el centro de la parcela y debe ser el centro generador del orden y de la articulación de los diferentes espacios y circulaciones.

La propuesta así lo entiende y se actúa en ella, de manera que sea el centro neurálgico de la instalación deportiva. Con su ampliación y rehabilitación se consigue tener todos los espacios representativos y de acceso al recinto propiamente deportivo en un espacio único que nos da el orden y estructura que comentábamos antes y al mismo tiempo la economía de recorridos y de personal.

En este remodelado edificio se coloca en planta baja la zona de cafetería y restaurante de libre acceso, las oficinas, despachos y los espacios sociales en las plantas superiores y en la planta sótano se abre una plaza generosa de espacio por la que se accede al vestíbulo de la instalación deportiva como único punto de control y acceso de todas las dependencias deportivas y que metafóricamente es por donde el usuario accede al interior de la duna donde se abre un nuevo mundo de diversidad deportiva.

Todos los espacios deportivos tanto cubiertos como descubiertos, se articulan a partir del edificio central en forma de aspa, en plataformas a diferentes niveles que buscan la integración en la topografía del solar.

El otro elemento importante integrador de la propuesta, debe ser el acceso rodado a la instalación.

Desde el nuevo vial de conexión con la carretera CV-800 se propone una rotonda que dé acceso a la zona deportiva y a la zona residencial adjunta.

La forma de la rotonda y su situación articula a nivel urbano toda la pastilla deportiva con la zona residencial, haciendo que se entienda todo el conjunto como un espacio continuo y articulado de toda la zona residencial, actuando el espacio deportivo como final de esta zona que tiene su límite natural en el boscoso torrente existente.

Galería

Start typing and press Enter to search

Ir al contenido